www.teatroengalicia.es 

 Julio I. González Montañés ©

  Presentación Página de Inicio Textos Mapa Base de Datos El autor Otras Webs

 

Orígenes remotos
Concepto de teatro
Las Condenas
Dramas litúrgicos
Dramas de la Pasión
Teatro hagiográfico
Teatro jacobeo
Teatro navideño
Teatro franciscano
Teatro universitario
Teatro jesuítico
Teatro benedictino
Teatro nobiliario
Teatro profano/popular
Entremeses en gallego
El Corpus y el teatro
Espectáculos urbanos
Espectáculos taurinos
Entradas reales
Exequias reales
Coronaciones reales
Sermones y teatro
Teatros y escenografía
Autores en Galicia
Actores gallegos
Compañías profes.
Guiñol y volatines
Bibliotecas y librerías
El teatro en la imprenta
Conclusión
Bibliografía
Base de datos

 

Actores gallegos

 

    

   Hemos visto que en Galicia existió en el siglo XVII un circuito teatral y que las compañías profesionales españolas visitaban frecuentemente el país, contratadas por Cabildos y Regimientos. Hay también pruebas de que algunas venían por iniciativa propia y sin contrato previo, ofreciéndose a las autoridades para representar en las fiestas o solicitando locales donde poner en escena sus comedias. En varias de esas compañías consta la presencia de actores de origen gallego, y hay también algunas noticias de la existencia de actores profesionales en el país y de compañías amateurs o semiprofesionales, además de constarnos que en algunas localidades se hacían representaciones a cargo de vecinos pertenecientes a ciertas cofradías (Pontedeume, Pontevedra, Padrón...), a los que en ocasiones se les requería para ayudar en representaciones de compañías profesionales venidas de fuera o en las comedias de Pascua de la Universidad compostelana (en 1628, por ejemplo, la Universidad intentó conseguir “personas que entrasen en la comedia, en Padrón, Puebla [do Caramiñal] y más partes”) .

   En el caso de los actores gallegos, cabe distinguir entre los que residieron en Galicia y desarrollaron su actividad en el país, y los nacidos en Galicia pero enrolados en compañías castellanas.

    En la primera categoría, los datos son poco abundantes. El caso más antiguo documentado es el de Juan Candón (1550), comediante vecino de la villa y puerto de Ares (A Coruña), al que conocemos por una obligación de pago de 9 ducados de oro a su favor hecha por Sebastián Díaz, azabachero vecino de la ciudad de Santiago.

  Otro caso es el de Francisco Patiño, que participó en las representaciones de la comedia de Pascua de Pentecostés de la Universidad de Santiago en 1697 y el claustro acordó concederle una gratificación extraordinaria 93 reales. Para esas mismas fiestas Minervales de 1697, consta que la Universidad envió a un representante a Lugo para contratar a un actor llamado Morán, el cual debía de ser famoso en el país, a juzgar por su retribución que, entre efectivo y prendas de ropa que se le regalaron, importó 770 reales. Los documentos de 1697 mencionan también los nombres de otros actores como Juan Antonio, D. Diego Cornide y D. José Cordeiro, todos de apellidos gallegos, y los de algunos estudiantes que colaboraron en la representación haciendo de damas (Rosendo, Lodeiros y Benito).

  Conocemos también los nombres de algunos de los vecinos actores, o encargados de la representación de San Roque en Pontedeume (José de Leis Sevil y Antonio Galego en 1699 según el Libro de la Cofradía).

 

  Por último, ya en el siglo XVIII, tenemos el caso de una representación de cuatro comedias en Ourense en 1720 a cargo de los “Cavalleros boladores desta ciudad , corriendo el ayuntamiento con los gastos de tablados y tramoyas “y dandole Grazioso aproposito que lo sea el de la Villa de Monforte, o el de Pontebedra". Había pues en Galicia actores especializados en el papel de Gracioso,  y casi parece inferirse que uno en cada villa de importancia, pero quizá no lo había en Ourense como dice, jugando con las palabras, el Padre Butrón, autor de la introducción a la comedia de Agustín Moreto La fuerza de la ley que se representó en la ciudad en 1707: "Siempre representaron en esta Ciudad bien; pero ahora se excedieron (...) Aver gracioso fue mucho: que en Orense nadie haze el bobo".
 

***

  En la categoría de actores de origen gallego que formaron parte de compañías profesionales castellanas, los datos son algo más abundantes. Ya he mencionado a Lorenzo de Castro el Gallego y a Miguel Bermúdez de Castro, que además de actores fueron autores, y hay bastantes más. Veamos algunos: 

Antonio de Andrada (o Andrade) el Gallego:

 

  Casado con María de la O y padre de Luisa de Andrada (ambas actrices), formó parte de las compañías de Juan Vázquez, Manuel Vallejo, Francisco Pinelo y Antonio Rodríguez, y por último, de la de Juan Martínez, estando en la cual fue admitido (con su mujer) como miembro de la Cofradía de la Nobena (gremio de actores). Falleció en 1632. Quizá sea la misma persona que figura como Antonio López de Andrada, actor, en algunos documentos.

 

 

Enrique Ladrón de Guevara

 

  Antes de dedicarse a la comedia había sido “canizero de Galizia”. En 1683 formaba parte de la compañía valenciana de Antonia Manuela y en 1685-86 de la de Miguel Vela, haciendo cuarto y quinto galán. Murió en Segovia en 1691 según consta en la carta de difuntos de la Cofradía de la Nobena.

 

 

Francisco Neguera

 

 Natural de Galicia, fue, según la Genealogía, músico “de la Santa Yglesia de Santiago”  hasta que se enroló, también como músico, en la compañía de Joseph Garzerán, casándose con una de sus criadas aunque “esta no salio a las tablas”. En 1676-77 formó parte de la compañía de Carlos Vallejo y Gregorio Antonio con la que actuó en el Patio de las Arcas de Lisboa. Quizá sea el Francisco Noguera que tenemos documentado en otras compañías.

 

 

Catalina Francisca

 

  Compostelana, era criada de María Barba, actriz de la compañía de Joseph de Mendiola, el cual, estando en Lisboa en 1688, le ofreció actuar en los números musicales, y en ese rol participó en las actuaciones de la compañía en Galicia en el año 1689. Disuelta la misma en A Coruña se unió a la de María Álvarez, con la cual hizo quartas damas en Valencia en 1692. Pasó luego a la compañía, también valenciana, de Juan Antonio Pernía (1699); actuó en Granada con la de Juan Ruiz (1702-03), en Valencia con Salvador de Navas (1704) y, de nuevo, con Juan Ruiz en 1705 en una gira que la compañía empezó en Alcalá.

   Según el autor de la Genealogía, era conocida en la profesión como la Mellada y también como la Viuda o la Catuxa (diminutivo gallego de Catalina). Sus últimas actividades documentadas son con las compañías de Pedro de Alcántara (Toledo, 1707) y Joseph Garcés (Madrid, 1708), siempre haciendo papeles secundarios de cuartas o quintas damas.

 

***

 

  Otros casos de actrices de origen gallego, son los de Teresa María la Gallega, documentada haciendo de sexta dama en 1705 en la compañía de Manuel de Villaflor, o la famosa Rosa Rodríguez la Gallega, amante del dramaturgo José Cañizares, que representó el papel de Bruneta en la obra de Cañizares Angélica y Medoro, estrenada en 1721 en el Palacio del Buen Retiro de Madrid por la compañía de José Prado, y también intervino en la Loa de la misma interpretando a Diana. Hizo más tarde damas en varias compañías (José de Prado en 1722, Ignacio Serquera en 1723, y Antonio Vela en 1726), y en 1729 ingresó en un convento de Madrid. Otros actores de probable origen gallego de los que tenemos algunos datos son Francisco el Gallego, Rodrigo Rodríguez (vecino de Santiago), Antonio Rodríguez el Gallego y Manuel Preciado. Este último falleció en Vigo en 1700, aunque no consta dónde había nacido.

 

  Ya en la segunda mitad del siglo XVIII, y fuera de los límites que me he marcado para este trabajo, destaca el caso de Sebastiana Rosa Pereira la Gallega, nacida quizá en Lisboa pero de familia redondelana acomodada y criada en Redondela hasta que se dedicó a las tablas, obteniendo su primer papel importante, como primera dama y con gran éxito, en 1754 en Madrid. Formó parte más tarde de las compañías de José Parra, José Martínez Gálvez, Águeda de la Calle, Nicolás de la Calle y María Hidalgo, y representó en Madrid en 1775, con la compañía de Manuel Martínez, el papel Cristerna en la cuarta parte de la popularísima comedia de magia de Nicolás González Martínez titulada Cuando hay falta de hechiceros lo quieren ser los gallegos, y asombro de Salamanca (Sebastiana se retiró de las tablas en 1779).

 

 

 

 

 

 

 

Acta del claustro de la Universidad encomendando al Maestro Torrado hacer la comedia y buscar actores en Padrón, A Pobra y otras villas (1628)

Archivo Universitario de Santiago

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Firma de Lorenzo de Castro el Gallego en 1655 (imagen tomada de DICAT).

 

 

 

 

_____________________________________________________________________________________________________________________________________

© Julio I. González Montañés 2002-2009. Se permite el uso no lucrativo de los materiales de esta Web citando su origen.

Páginas optimizadas para una resolución de 1152 x 864 px. Pulsa simultáneamente las teclas  CTRL y + ó  -  para ajustar el tamaño si utilizas una resolución diferente