www.teatroengalicia.es 

 Julio I. González Montañés ©

  Presentación Página de inicio El autor Textos Vínculos Otras Webs Base de Datos

 

Teatro profano
Juglares
Juglaresas
Obispillos
Teatro de Carnaval
Fiestas y Romerías
Entremeses populares

 

 

 

Adán y Eva  en 1958

 

Adán y Eva a finales del siglo XX

 

 

Vídeo y fotos 2008

 

Texto/descripción de la obra en PDF

 

Página web sobre el motivo de la venda en la iconografía y el teatro

 

Representaciones del 3 de mayo en Laza

 

    El Concello de Laza (Ourense), de apenas 2.200 habitantes, ha resultado ser una cantera inagotable para etnógrafos y folcloristas al haber conservado hasta tiempos recientes formas muy puras del Carnaval e innumerables fiestas populares de antiguo origen. Quizá sean los peliqueiros de Carnaval los que han alcanzado más fama, pero a todos cuantos han estudiado las costumbres y fiestas populares del municipio les ha llamado la atención la procesión de la Santa Cruz del día 3 de Mayo en la que se sintetizan viejos ritos paganos, como el de los árboles de Mayo, con la misa y la procesión religiosa que se acompaña de representaciones teatrales populares: el Sacrificio de Isaac y una disputa de un Moro con un Cristiano.

   Los ritos festivos de mayo comienzan en Laza la noche del 30 de Abril cuando los mozos yerguen en la parte alta del pueblo un árbol (maio se le denomina), el más alto, recto y airoso que puedan encontrar -35 metros medía el de 2002-, árbol que es “robado” ritualmente a un vecino y adornado para que presida durante todo el mes, como símbolo de fertilidad, las fiestas de la villa.

  El 3 de mayo, comienza la fiesta por la mañana cuando la banda de música recorre el pueblo para recoger a los participantes en los festejos y, finalmente, se dirige hacia la plaza de la Picota a buscar a Eva, una moza soltera de la localidad que ha sido elegida en secreto por los mayordomos de la fiesta y que por tradición ha de pasar la noche en una de las casas de la plaza, pero sin que se entere el resto de los vecinos que, en teoría , no deben de conocer la identidad de la elegida hasta que hace su aparición, vestida de blanco, con una guirnalda vegetal en la cabeza y flores adornado su vestido, una rueca en una mano y un cestillo de manzanas –antes naranjas- en la otra.

  Los músicos llegan a la plaza acompañando a Adán, y a seis danzantes elegidos también por los mayordomos. Adán puede ser cualquier varón de la localidad –generalmente el papel recae varios años seguidos en la misma persona-, viste también de blanco, suele llevar una capa y porta al hombro una azada, símbolo del trabajo al que fue condenado el género humano tras la expulsión del Paraíso. Su función es bromear con Eva y hacerla reír, algo que ella debe de evitar a toda costa.

  El grupo va acompañado de una comitiva de mujeres hilando y hombres con azadas, y se les une una procesión con la imagen del Santo Cristo, la Virgen del Rosario, el pueblo, autoridades civiles y religiosas, y tres personajes caracterizados para la ocasión: Abraham, Isaac y un Ángel. Todos se dirigen hacia la iglesia y en el recorrido se ejecutan diferentes danzas y se representa en un tablado situado en la plaza de la Picota un curioso Auto del sacrificio de Isaac que carece de diálogos y en el que los “actores” miman la acción siguiendo el relato de un pedricador que recita de memoria un texto en castellano.

   Terminado el Auto continúa la procesión y, llegados al atrio de la Iglesia, hay una última danza y se representa una disputa, en castellano, entre un Moro y un Cristiano que termina con la conversión de aquel. Allí se reparte también entre los danzantes la Rosca, dulce de la zona que se lleva en la procesión junto a un ramo de laurel adornado con cintas, lazos y naranjas, muy similar a otros ramos artísticos y espadelas que pueden encontrarse en las fiestas patronales gallegas.

  Como en el caso de los peliqueiros, algunos investigadores han querido ver en las celebraciones de Laza la supervivencia de una pareja pagana, el Rey y la Reina de Mayo, cristianizada como Adán y Eva. La fecha elegida, el rito del árbol y el énfasis en lo vegetal en el vestuario de Eva, relacionan, es cierto, a Laza con celebraciones paganas de antiguo origen que festejan la regeneración de la naturaleza con la primavera y propician su fertilidad. Festejos extendidos por toda Europa que sobreviven en los Mayos actuales.

    La mayoría, sin embargo, no se atreven a ir tan atrás y piensan que en su forma actual, con la presencia del Sacrificio de Isaac y la procesión de la Santa Cruz, la celebración del 3 de mayo se emparenta con el teatro religioso medieval. El episodio de Isaac, imagen simbólica de Cristo, aparece en efecto con frecuencia en el teatro de la Edad Media, tanto peninsular como europeo, especialmente en el siglo XV y comienzos del XVI, y formó parte muchas veces de ciclos veterotestamentarios, como el Paradeisspiel alemán y los Cicle Plays ingleses, en los que se asocia con los episodios de Adán y Eva, sintetizando así el pecado y el sacrificio-redención.

   Más allá de esta coincidencia temática, nada parece indicar un origen medieval, ya que tanto el vestuario actual como los textos en castellano, son mixtificaciones que no pueden remontarse antes del XIX. Sin embargo, se ha pasado hasta ahora por alto un rasgo que avala la antigüedad de la representación: la venda con la que Abraham cubre los ojos de Isaac en el Auto de Laza. Ni el capítulo 22 del Génesis ni los comentaristas eclesiásticos mencionan la venda, un elemento poco frecuente que aparece sin embargo en el arte y en el teatro de los siglos XV y XVI, por ejemplo en la Consueta del sacrifici de què Abram volia fer de son fill Isach, pieza mallorquina del códice Llabrés, y en una de las obras del Códice de Autos Viejos (Auto del sacreficio de Abraham), por citar sólo casos peninsulares (1).

   El rasgo de los ojos vendados puede, por tanto, considerarse como un indicio del origen tardomedieval de la representación de Laza, máxime si se tiene en cuenta que no se menciona en el sermón del pedricador, evidentemente tardío, aunque la memoria popular sostiene que siempre se ha hecho así, por lo que el rasgo podría provenir de un texto anterior. Una fecha a principios del XVI me parece probable ya que sabemos que por esos años existía en la vecina villa de Verín una Hermandad de la Santa Cruz que conmemoraba la Invención con procesión y disciplina.

 

(1) Sobre el motivo de la venda en el arte y en el teatro, véase mi página web.

 

 

Moros y Cristianos
3 de mayo en Laza
El Portal (Ribadavia)
Fiestas del Calendario

 

Adán recoge a Eva en la casa de la Picota (Laza, Ourense)

2004, Foto L. Enrique, peliqueiro.web

 

Adán y Eva en la procesión de 2004, Foto L. Enrique, peliqueiro.web

 

Abraham e Isaac preparando el sacrificio

(2004, Foto L. Enrique, peliqueiro.web)

 

_____________________________________________________________________________________________________________________________________

© Julio I. González Montañés 2002-2009. Se permite el uso no lucrativo de los materiales de esta Web citando su origen.

Páginas optimizadas para una resolución de 1152 x 864 px. Pulsa simultáneamente las teclas  CTRL y + ó  -  para ajustar el tamaño si utilizas una resolución diferente